LOS MÁS DIVERTIDOS DEL ZODÍACO

Administrator

COMO ES ELLA

Si te gusta una chica de géminis debes saber de antemano que vas a pasarlo fantásticamente porque ella es divertida, inteligente, buena compañera de travesuras, de viajes, de vida. Con ella se puede conversar de todo, a veces más de la cuenta, ya que en realidad va a ser difícil que se quede callada. Le gusta el deporte bailar, moverse y además es culta, comunicativa, tiene la risa fácil, pero -siempre hay un pero-… no esperes que con esas inmensas virtudes sea un ama de casa modelo: las tareas domésticas por lo general la aburren

aunque como mamá sea divina. Tenga veinte, treinta o sesenta en cierto modo la mujer Géminis seguirá siendo una nena toda la vida, una nena que no se queda quieta ni un minuto, bastante  caprichosa y muuuuy indecisa, elegir ropa a su lado suele ser una experiencia agotadora al menos para cualquier hombre en su sano juicio. Y si es así cuando dale de compras ¡Ni que hablar cuando se tarta de elegir compañero!... Duales, indecisas, variables, dúplex en todo, muy difíciles de entender, aunque no tanto de complacer, son ideales para varones que quieran romper con la formalidad. Con Géminis lo mejor es improvisar y no esperar que hoy diga, piense no sienta lo mismo que ayer. Imposible aburrirse, entonces, aunque está forma juguetona de enfrentar la vida le causé miedo al noventa y nueve por ciento de los hombres.

Para atraerla lo primero es no cansarla, variar de táctica no bien ella parezca desconectada, ausente. Lo segundo y esencial es darle libertad, toda la que quiera, por que aunque cada tanto se valla lo cierto es que no se alejara demasiado. Lo tercero es pasear, salir con amigos, hacer un curso juntos o seducirla con citas inteligentes de libros que no se han leído.

Y en cuanto al sexo, más de lo mismo: variedad, porque para Géminis en la variedad está el gusto.COMO ES ELLA

Odoo image and text block

A COMO ES EL

Activo, nervioso, creativo, imaginativo, y algo superficial, el Geminando seduce

con su palabra Y por eso… lo mejor es no creerle demasiado. Tienes dos caras, como las monedas, anverso y reverso; tanto, que su poesía romántica de hoy puede ser

una canción de protesta mañana, y su pasión creadora del lunes transformarse el martes en una queja interminable sobre su triste vida. El cambio es la esencia misma de su naturaleza si te gusta un Géminis más vale que lo tengas en claro desde el vamos. Al respecto, la finalidad de este libro es sencillo: encontrarle la vuelta a tu Géminis. Qué dicho en otras palabras consiste, ni más ni menos, que en tomar lo que dice o hace con pinzas. Buenos actores – en realidad buenos imitadores – a la hora de convencer es

un peligro. Hay que estudiarlos y entonces se podrá descubrir cuando son auténticos y cuando sus gestos, tonos, poses y frases son en realidad un guión digno de Óscar.

Los Géminis quieren libertad y también dan libertad. No son celosos pero exigen más en otro nivel, en un nivel mental. Seguirle el tren significa leer, escuchar radio, in-for- mar-se. Y estar linfa, claro, o al menos cuidada, de buen humor, con ganas de salir en su loca compañía.

Además, y como si semejantes pretensiones fueran pocas, las prefiere buenas amas de casa ¿Por qué? Pues porque ellos necesitan un nidito ordenado al que llegar luego de sus correrías. También las prefieren buenas oyentes, mujeres que respondan a sus mil inquietudes con un silencio inteligente y un esporádico «pienso lo mismo que vos». Géminis es el signo de la hermandad y una buena pareja para ellos es algo bastante parecido a una hermana, preferentemente con actitud protectora de  hermana mayor, hermana con sexo, obviamente, pero hermana al fin.